jueves, 16 de febrero de 2012

CERRADO POR REFORMAS







 La suerte me persigue. Así de claro. En algo agradezco al altísimo no estar, de momento, en edad de merecer.  Me cierran el local cercano por la cosa esa de la reformación laboral. La que alguien ha proclamado a bombo y platillo  con  decreto ley  a todo meter de por medio,  que se sepa.
Albricias:  Ya tenemos reforma laboral.   Y  ahora ya estamos con  que si habrá recurso al procedimiento o si,   no habiéndolo, nos quedaremos mudos del asombroso poderío parlamentario, tan a la medida de 'migobiernoque no- es -mío- pero que - megobierna'. (La suerte me sigue de cerca)
Reforma laboral sí, reforma laboral no, de momento hasta que se disuelva el chapapote del otro mister Urdangarín,  ya  se está sembrando de vítores y salvas los medios afines, y de berridos de protesta y crujir de dientes las arenas movedizas del griterío disconforme.
La cuestión es así de simple, observen:  'Que será incapaz por sí sola de generar empleo'.  Eso razonan sesudamente quienes la han impulsado y promovido. Que a los señores de la patronal y a los de allá, carra Berlín, como dicen por mi pueblo, les ha encantado. Que está por ver si ¡hala, todos a la huelga general!, para darle en las narices al mi señor Rajoy , que parece se la huele.
Aquí estamos, a la expectativa de las ordenanzas de Cándido y de Ignacio. O sea, que sin entrar al trapo o como toricos de mihura  antes de lo que los perjudicados  marquen como pauta a seguir.
Hasta en esa nimiedad, que sería  una huelga de nada, a juicio de un mandamás de la desgobernación, nos ha entrado la parálisis vocacional. ¿Quién osará y con qué contrapeso económico secundar un frenazo absoluto?  Pocos o muy pocos. Los indóciles, como mucho. Las circunstancias mediáticas tampoco generan movilizaciones, ni agilizan la conciencia reivindicativa, últimamente maltrecha. Hecha añicos casi-
De tal modo que  si en tiempos gloriosos de Felipismo no había nada que temer, ni se interponían horizontes lejanos con una huelga   imponente, los de hoy son tiempo de silencio. Y tiempo de miedo y tiempo de canguelo. Por todo horizonte, el dogal al cuello de lo que nos va descifrando Europa, la  muy entrañable y compacta.
Para rato tenemos, viéndolas pasar,  el cada vez mayor desfase salarial,  mayor estancamiento  si no el hundimiento  de buena parte de la clase trabajadora.
A alguien  a quien no acierto a desenmascarar  sin más pistas le placerá .
Con suerte, servidora no será , lo juro.
Hoy más que nunca 'a callar', o 'por qué no te callas'...












.






.

14 comentarios:

  1. Lo has sabido exponer perfectamente !

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Mira yo estoy más quemada que la pipa de un indio.Soy integrante de ese amplísimo maremagnum de gente cuyo estatus es el de parada y con la dichosa reforma el futuro laboral,se ha ennegrecido de repente. Ya asomaba gris,pero estos politiquillos que nadan en dinero y bienestar sin recortarse ni cortarse,me/nos han destrozado la moral,el bolsillo y el futuro.
    De los sindicatos...ufff,son deplorables,nefastos y tan sumisos como el que más.
    Amenazan quedo, casi de manera inaudible,quizá temiendo la poca respuesta,cierto, pero también porque en el fondo, ellos tienen un sueldo y viven bien medio peleando por los trabajadores.
    Medio,porque a la hora de problemas a resolver,no siempre dan el cayo como debieran y te sientes más sola que la una.
    En fin,que esta España nuestra,como decía la canción,cada vez es más de ellos y de nosotros nada de nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, querida amiga, por desgracia el perjudicado es el pueblo, a ellos lo único que les guía es de tener sus bolsillos llenos . El gran problema de todo esto es que estamos gobernados por personas sin escrúpulos y sin conciencia que lo que menos les importa es el futuro de nuestros hijos y nuestros nietos,quedando en papel mojado aquello por lo que tanto lucharon nuestros abuelos.
    Miles de besinos de esta amiga admiradora que te desea feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. Grato leerte.
    En todos los hemisferio surgen sentires iguales.

    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Casi me quedo con el video de Tapies, ¿vale?

    ResponderEliminar
  6. Está el panorama bien jodido pues cómo todos sabemos está reforma no arreglará nada de nada y lo peor es qué no dependemos de nosotros mismos para solucionarlo.Salvese quien pueda que no hay botes para todos.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  7. Después de estos días festivos de carnaval
    Paso para visitarte y dejarte mi recuerdo
    Y cariño agradeciendo tu amistad
    Siempre con cariño un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  8. Hay que mantenerse firmes
    para aguantar la embestida,
    debemos estar preparados para conseguir
    el receso de esta situación.
    Muy ben expuesto

    ResponderEliminar
  9. Lo has dicho muy bien, sobre todo porque no te resignas a callar, y aquí estás, diciendo que NO. Porque No hay derecho a tanta tropelía.

    Eso sí: no nos vamos a callar, por más porrazos que usen como argumentos. De callarse, nada de nada: Todos a la calle.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Ximo, querida MTeresa: Todos a la calle, no sé. Pero todos a evitar el receso, pese a porrazos, naturalmente, sí

      Eliminar
  10. Es verdad que es tiempo oscuro. Me recuerda algunos de los dew Aznar en los que tenía la conciencfia de que lo blanco tenía que ser negro. Y mi cuerpo se resistía y permanecía en una especie der indigestión peremanente. y sufrimiento. Esto es lo que hay y ha sidso legítimo. Hay que afianzaqrse al no y desdde el no establecer plataforma y esperar complicidades. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Mª Pilar, hacía unos días que no pasaba a comentarte.
    No quiero ser pesimista pero malos tiempos se avecinan. Mientras se nos piden más sacrificios, la actuación de los políticos sigue siendo una de nuestras principales preocupaciones y todavía tenemos que escuchar que a esta reforma laboral hay que darle un notable. Como dice aquel: ¡Lo que hay que oír por tener orejas!.
    Amiga, espero que sigas bien y tengas una buena semana. Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  12. querida amiga nunca vi a España sumida en tal desastre, es como si se estuviese "latinizando" la corrupción, los estan ahogando como hicieron con nosotros, hasta el pomposo rey tendrá que callar sus vergüenzas, que pena un país con gente trabajadora y brillante soportar semejante dolor...
    te abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. imposible decirlo mejor. Se puede más alto pero no más claro. Nosotros si la llevamos clara

      Eliminar

Entradas populares