lunes, 20 de octubre de 2014

domingo, 7 de septiembre de 2014

miércoles, 3 de septiembre de 2014

ALGAS COMO LUCEROS











[*más arriba de las estrellas no caben los deterioros. Allá, donde las miradas solo quieren UN gesto*
P-----R. 2014]








uno norte




la misericordia del tumulto dañado II



creo que fue a los 24 años

vivía yo en el campo
estudiaba una carrera en la universidad que me tenía demasiado perturbado
en rigor nunca fui a la universidad/ era más bien un Instituto Profesional/ de esos donde enseñan las mismas carreras universitarias

pero son más cutres

e hilando más fino
jamás he buscado trabajo en mi vida
la única vez que por necesidad
tuve que hacerlo
fue en una zapatería de la calle San Antonio
Cardinale/ se llamaba la tienda
que por lo demás es una muy buena zapatería de varón
pero fui a la entrevista con jeans y una camisa manga corta
y me dio vergüenza entrar

es que iban todos con chaqueta

me di la vuelta
y me largué

baja de los sauces
la tierra se labra
en el desperdicio(ICI)
de los labios agrietados
 
 
pues bien, la cosa es que vivía yo en el campo y una tarde estaba sentado en la muralla que daba a la calle
me gustaba ver las vacas pasar/ o sea no me gustaban las vacas/ quizás me gustaban un poco/ no lo sé/ lo que realmente me fascinaba creo/ era el olor que iban dejando a su paso/ mientras trotaban apuradas/ a causa del tipo que iba a caballo detrás de ellas/ dándoles con un látigo en el lomo
y se cagaban por toda la calle de tierra

ese olor a mierda de animal siempre me ha llevado a extraños lugares
aunque nunca he podido descifrar el porqué
(también me pone el aroma a cuero, a gasolina, a papel de periódico, a ropa nueva)
 
pues eso
que estaba sentado en la verja pensando imbecilidades/ cuando de pronto veo a un sujeto que venía gritando/ pero GRITANDO:

¡¡¡¡SOY JESUCRISTO
YO SOY JESUCRISTO
Y NO LOS VOY A PERDONAR
JAMÁS!!!!!
 
 
y cuando bajes de los sauces
delinque mi alma
 
sin mirar atrás
 
 
dime una cosa
si ves a un tipo con melena hasta los hombros/ completamente enajenado/ gritando que es Jesucristo y que no perdonará jamás a nadie/ lo menos que puedes hacer/ es fijarte un poco más de qué va todo eso
así que entorné los ojos hacia él/ y me percaté que en su mano derecha traía una bolsa con pegamento
 
que se la llevaba a la boca
y la aspiraba
 
se estaba drogando
 
decía ser Jesucristo

y que no perdonaría
jamás a nadie
 
 
maldice la tierra
al caer
hasta que de las bestias
sea parido
 el juramento
 
 
 
sé franco/ sé franca/ si ves pasar a un chico/ que por aspirar pegamento/ se mete en el cuerpo y en el alma de Cristo/ y que grita que jamás perdonará a NADIE...¿qué se te ocurriría hacer?
 
¿es obvio, no?
 
entré corriendo a casa/ me fui a la bodega donde había una especie de almanaque de artículos propios de una casa de campo/ abrí cajones y vacié muebles/ levanté kilos de chatarra/ revolví todo aquel universo de desperdicios y materiales de construcción/ hasta que lo vi
 
un tarro de dos kilos
de pegamento
 
mírate la espalda
tienes alas
 
la tierra
se abre
naciendo
detrás de las montañas

abajo
y tienes alas
 
 
 
como siempre me he sentido un profesional en lo que respecta a irme a la mierda/ cogí el tarro demoniaco/ lo abrí/ después tomé una bolsa pequeña de supermercado/ le eché unos 300 gramos de aquel suplemento alimenticio criminal y prostibulario/ lo introduje con cuidado en el bolsillo
y me fui al baño
 
entré/ cerré la puerta con pestillo/ me puse la bolsa cubriéndome la nariz y la boca
y comencé a aspirar
 
una
dos
tres veces
 
cuatro
cinco
 
seis
siete
 
once
 
quince veces
 
y nada
 
no pasaba absolutamente
nada
 
¿y eso era todo?
¿aspirar y expirar pegamento
y no sentir el más mínimo envión
de vuelos?
 
decidí que tenía que hacerlo de nuevo
 
una
dos
siete
doce
veinte
treinta y dos
veces
 
y nada
 
y una mierda!, quizás no supe cómo hacerlo
o el pegamento era de mala calidad
o tenía yo demasiada resistencia al desparramo
o el sujeto que decía ser Jesús
iba puesto de otra cosa
 
así que abrí la puerta del baño
y salí
 
 
 
márcame de tilos
y no me olvidaré
cuando lo hagas
 
pero tú sí
 
 
Conchita, en esa época, estaba enferma de depresión/ ya iba para los dos años que no se levantaba de su cama/ pesaba 39 kilos/ y nunca se peinaba
 
yo solía cada tarde ir a su habitación y le cantaba canciones que a ella le gustaban
una paja cantar zarzuelas
pero por lo menos lograba sacarla un rato
de su aletargada y grisácea muerte en vida
 
el asunto es que su habitación quedaba justo al lado del baño
una distribución de la puta madre la del curioso arquitecto
poner el baño cerca de donde duerme la gente
 
bueno/ salgo y Conchita me llama
 
me dice hijo/ QUÉ TE OCURRÍA ADENTRO???!!!
 
¿qué cosa
mamá?
 
hijo, QUÉ PASÓ EN EL BAÑO???!!!!
 
no sé de qué hablas
yo entré a cagar
y eso
 
no pasó nada
mucho olor acaso? (traté de echar esa broma/ tengo peores)
 
Sarco/ me asusté mucho/ dime qué te ocurrió
por favor hijo...
 
ahí supe que había
pasado algo
 
y yo lo ignoraba
 
y parece que era grave
 
 
 
vivir
arañando el miedo
 
como amable
costumbre
 
 
 
hijo/ de pronto te pusiste a gritar igual que un demonio loco
aullabas/ gemías/ lanzabas risotadas
y después empezaste a llorar
seguías gritando
ERAN ALARIDOS HORRIBLES!!!!
 
comencé a llamarte
pero no escuchabas
no sabía qué hacer
y me puse a llorar
 
luego escuché con terror
cómo empezaste a romper todo
gritando CÓMO SALGO DE AQUÍ!!!!!
volaban las cosas y se estrellaban en las cerámicas
mientras seguías gritando CÓMO SALGO DE AQUÍ!!!!
CÓMO SALGO DE AQUÍ!!!!!!
y se reventaban frascos en las paredes
pateabas la puerta
lanzaste algo contra el espejo
y el estruendo hizo que me cubriera la cabeza con las frazadas
 
hijo
allí dentro llevaste a cabo un destrozo delirante
era una lluvia de gritos
te azotabas en la puerta
TE AZOTABAS EN LA PUERTA SARCO!!!!!
 
(ahí mi vieja se puso a llorar de nuevo)
 
qué está pasando aquí/ qué me dice Conchita
de qué mierda está hablando!
 
 
rugen las bestias
debajo de las ropas
o en el fondo
de un cuerpo
que se expande
como el pánico
de olvidarse en la mitad
 
 
así como que no quería la cosa/ me di la vuelta/ y entré al baño
 
(!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)
 
efectivamente por ahí había pasado un huracán de caos
 
¿ubicas esos baldes de plástico donde pones en remojo la ropa y que son durísimos y que sólo los puedes romper con un cuchillo o una piedra o pasándole las ruedas del coche por encima?
pues bien
teníamos uno y era azul
 
estaba hecho pedacitos
 
el espejo de la pared estaba pulverizado en el suelo
la tapa del WC rota por la mitad
y desprendida adentro de la bañera
 
pasta dental y cepillos y jabones y la ventana y las toallas y todo lo que puedas imaginar hay dentro de una sala de baño se hallaba guturalmente hecho mierda y esparcido por todos los rincones
 
no tuve cara para enfrentar a mi madre
salí nuevamente del baño
y me fui a sentar a la cocina
 
recién ahí me dio la pálida
 
me tomé la cabeza con las dos manos
y los ojos sentía eran seis ojos
y los seis inventaban el fuego
y el barro
 
trillones de paréntesis azules y amarillos y rojos muy rojos
danzando en mi cerebro
luego supe eran las neuronas
que se estaban reventando
como pulgas atómicas
en un big bang de la reputa madre
 
 
todos ellos
todas ellas
 
todos nosotros
en el fondo del
mar
 
 
 
había que dar la cara
 
regresé a la habitación de mi madre/ haciendo como que no pasaba nada/ le dije mamá, seré honesto/ no podía cagar y me desesperé..... (el nuevo chiste no causó ninguna gracia)
no mamá/ hablando en serio/ ya no aguanto más la situación de esta casa/ no soporto verte en esa cama/ que te está tragando día a día/ no soporto a mi hermana/ no soporto la noche en este puto campo de mierda/ no soporto lo que estudio/ no soporto a mi novia/ no soporto nada!
y necesitaba estallar/ tenía que echar afuera todo este caos que llevo dentro
y exploté
 
sé que no debí hacerlo en el baño
pero lo hice
y ahora me siento mucho mejor
 
perdóname
si te asusté
 
me creyó
 
te juro que me lo creyó todo!!!
hasta me dijo te entiendo hijo
ojalá pudiera yo vaciarme de esa manera
 
(eso dolió)
 
vieja/ no te preocupes/ yo ordeno todo el estropicio que dejé/ de inmediato me pongo en ello/ dejaré todo limpio/ y el fin de semana voy al Homecenter y compro lo que rompí
 
 
Jesucristo se sentía el hippie drogado que había visto horas atrás en la calle
y tenía toda la razón...
 
 
no era justo perdonar
a nadie
 
 







viernes, 6 de junio de 2014

NO SE SABÍA EL FINAL, TAN VASTO







no se hubieran los cielos
ensombrecido
ni los mareS de
sol, azul  misterio,
anublado de sombras!!!!
ved que os causan
contento
Perotin (es) en pantalla[AQUÍ]


Pincha aquí

Entradas populares